Comillas vs. Sotogrande. Parte I.

comillas

Fieles seguidores, no os voy a engañar… he de confesar mis pecados. Llevo mucho tiempo sin escribir por una sencilla razón, un tema moral al que me he tenido que enfrentar durante estos días de calor. Un debate constante entre escribir o darme a la tumbona y a los cocktails. Lo confieso, la noche ha ganado la batalla y mis neuronas han quedado reducidas a piña colada light. Operación bikini always in my mind.

piña colada

Pero gracias a una de esas noches en las que bebí y me dejé llevar por la bilirrubina llegué a una conclusión: tengo que hacer un Comillas Vs. Sotogrande. Dos lugares parecidos y diferentes a la vez, con un postureo apelotonante y con una competencia brutal para ver cuál de los dos tiene más y mejor. A primera vista se desprecian entre sí pero luego no pueden evitar subir o bajar a pasar unos días al bando enemigo.  Que si subo a la rave, que si bajo a la fiesta del Polo… bellos traidores amantes del postureo, no os perdéis ni una. Ahora que voy a empezar a comparar el postureo del norte y del sur es MUY importante que cada vez que mencione ambos lugares lo pronunciéis como si tuvierais una patata en la boca del tamaño de una zapatilla de la talla 47. Debe sonar algo así como si escucharais a Carmen Lomana decir “Coomias” y/o Soogrande”. Haha, “maraviooso”.

lomana

Como sabéis Comillas es un pequeño pueblo con encanto entre montañas, vacas, mierda de vacas, árboles, lluvia y acantilados de vértigo. Antes la gente que veraneaba en Comillas vivía dentro del pueblo apreciando sus alrededores. Ahora las cosas han cambiado, ya no se conforman con tener una monada de casa en medio del pueblo. Ahora ha surgido una nueva moda entre el clan: hacerse una pseudo mansión en pueblos colindantes como Ruiseñada, Novales, Lavarces o Lamadrid. Qué ironía, que postureo, que bonita choza en medio del prau gallu.

casas

Antes los del norte no entendían la necesidad de tener una cojo casa, pero ahora una conversación entre un padre de Comillas y otro de Sotogrande sería algo así como:

Mr. Polo: Tengo una casa de 300 metros cuadrados con 1 hectárea de jardín que da al Golf.

Mr. Rainman: ¿A sí? Pues yo me estoy construyendo una de 400 con 2 hectáreas de prado que dan a un acantilado. Y así soy yo.

Es en este pequeño gran pueblo dónde durante los meses de verano sufren una especie de colonización madrileña. Llega una gran familia de primos primeros, segundos, terceros, cuartos y quintos inclusive. También se considera miembro de la familia a aquel que lleve veraneando allí toda su vida (y que seguramente sea contra primo de algún otro miembro y no lo sepa) porque… le conocen, porque le tienen fichado, porque saben que aguanta bebiendo bajo la lluvia.  Sólo bajo esas condiciones, única y exclusivamente, serás miembro del fucking north clan, de la mafia del norte, de la secta, de…

 famiglia

En esta familia no aceptan a nadie, ya puedes ser dios en Madrid que nadie te va a mirar a la cara si no eres pariente. Y aunque seas pariente. La Famiglia tiene varios puntos de encuentro en los que se hacen sobretodo tres cosas. Son los tres pilares del norte, son LA LEY:

  1. Tomar Gin Tonics independientemente de la hora. Y a tomar por culo todo ya.
  2. Jugar a las cartas como si tu vida dependiera de ello.
  3. Comer pipas a una velocidad que ni Fernando Alonso en la fórmula 1.

Y que no te sorprenda forastero, porque para ellos estas tres cosas son EL plan. EL COJO PLAN. Mucho mejor que estar tomando el sol, bailando en la playa, rozándose unos con otros con Juan Magan de fondo… NO.  No vayas tú, insensato, y propongas planes raros cómo ir a dar un paseo, ir al cine o hacer una barbacoa. Porque no va a pasar, porque seguramente este lloviendo. Ellos tienen su rutina y tú, al no ser de la famiglia, no tienes ni puta idea.

BULLYING

Hay veces, que se vuelven locos y deciden variar. Es en estos casos cuando tú, como ente que sobra, te sorprendes. Entre estos planes alternativos podría destacar:

– Ir a los acantilados más cercanos a pillar y lo que se dejen

acandilado

– Ir a jugar a los bolos donde se piden Gin Tonics.

– Ir al Club a comer bocadillos, beber Gin Tonics y jugar a las cartas. En familia. OJO: Que de resaca se toman un Bloody Mery, que no es moco de pavo.

–  Ir a La Rabia a comer rabas (que nombre más apetecible le ponen los del norte a las cosas oye) y bígaros. ¿De beber? Gin Tonics.

– Pedirse un chuletón en Casino o Cofiño con Gin Tonics.

– Hacer un corro oara tomarte el kilo y medio de pipas que llevas en el bolso. Ojo al planaco: hacer un fucking CORRO.

corro

– Andar por la playa en grupo o en familia con una misión: “tocar el cocodrilo y volver”. Es aquí cuando todo dios te ficha, todos se han desplazado del Club a la playa. Eso se convierte en la rave, la verdadera rave. De hecho seguramente la idea de la rave surgiera en la playa de Gerra bebiendo Gin Tonics. Y lo saben en narnia.

– Ir a misa de 8 los domingos a hacer sociedad vestida con aspecto despreocupado, como si vinieras de playa. Todos saben que te has currado el modelito, nadie va así a misa. Encima vas pedo de los cuatro Gin tonics que te has tomado… Y LO SABES.

estatua

En fin, llega la noche y se marcan el Planaco. Variedad en estado puro: Ir a beber a la estatua. Y ya se puede estar cayendo el cielo que a dios pongo por testigo que vas a la estatua. Todas con sus sudaderas, vaqueros, bensimon o superga cuidadosamente seleccionadas. Bueno, luego tenemos a las it-girls que se plantan ( OJO: con el tiempo de Londres en pleno agosto) con las hunter con un vestidito y una sudadera. Una mezcla entre cool & relax, lo que viene siendo un “North Chic”. Los tíos en cambio no suelen salir de la camisa y  el jersey. Como si no se cambian en todo el mes, que ni te enteras.

kiwi

Del botellón en la estatua al bar “kiwi” a saludar a Keto y por último… Pamara. El Pachá de comillas sólo que con perros, cabras y veneno en las copas. Por supuesto, el veneno se lo toman en forma de Gin Tonics, porque es casi un insulto no pedir un mínimo de tres Gin Tonics por día.  OJO que la noche no acaba hasta que te metes en una pastelería a recenar. EN UNA PASTELERIA. Si no recenas croissant, napolitana o una barra de pan como tu pierna… no eres de La Famiglia… ¿Capito?

Para acabar, debo mencionar la grandiosa y famosa Rave de comillas. Una rave que empezó, probablemente, en la playa de Gerra y acabó con todo Sotogrande en un “prau” bajo una carpa. Quien lo diría… las it-girls & it-boys de soto vestidos para ir la guerra. Tranquilos gatitos del sur, la semana que viene hablaré de vosotros y de vuestras batallitas, claro.

paz

y hasta aquí el post del día. Paz nenes.